El hilo del pensamiento


... Todo lo que usted quiera, si señor, pero son las palabras las que cantan, las que suben y bajan... Me prosterno ante ellas... las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito... Amo tanto las palabras... Las inesperadas... Las que glotonamente se esperan, se acechan, hasta que de pronto caen... Vocablos amados... Brillan como piedras de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo, metal, rocío... Persigo algunas palabras... Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema... Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas... Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto... Las dejo como estalactitas en mi poema, como pedacitos de madera bruñida, como carbón, como restos de naufragio, regalos de la ola... Todo está en la palabra... Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció... Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen de todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces... Son antiquísimas y recientísimas...
(Neruda)

5 comentarios:

Pigmalión dijo...

Parecen globos... ahora que empieza la feria...

huyamos... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Be dijo...

Palabras sonoras, palabras silenciosas...
Palabras...
¿Qué sería de nosotros sin ellas?

Gracias por tu paso.
Un saludo.

el pato dijo...

el uso de la palabra es todo un arte :-))
y como arte, de dificil dominio

CarmenLuna dijo...

Las palabras...cómo los sentimientos, son sagrados. Hay quienes no valoran ninguna de las dos...Son los que manosean el "alma..." Neruda,se detiene y nos hace reflexionar...
Gracias Huyamos por tu aporte, tus búsquedas y encuentros...
Un Saludo de Carmen