Un pequeño gran dragón


Se llama Drako, y está en casa desde el 6 de enero de este año. Nació en un cortijo de la alpujarra almeriense sobre el 15 de noviembre de 2007: está a punto de cumplir los cuatro meses. Es travieso, rebelde y cabezota.

2 comentarios:

neurotransmisores dijo...

Se parecen mucho a los humanos, con la edad se tranquilizan.
Saludos.

pi dijo...

NO SE COMO, PERO MI AMIGO ES MEJOR PERSONA DESDE QUE VIVO CON ÉL,POR LO MENOS ESO DICE, CUIDALO Y HABER SI QUEDAMOS UN DÍA PARA JUGAR UN RATITO.