Solución drástica

Un día, los dioses se reunieron para analizar las guerras de religión. A la salida, se autoimolaron.

2 comentarios:

hEto dijo...

Era lo menos que podían haber hecho.

...Y es que, nada hay peor que sentirse un inútil.


H.

designer pens box dijo...

lala!