Una historia real II

 
Esta es la secuencia, muy resumida:


Junio de 2013: busco  datos de mi abuelo, que fue juzgado y condenado por rebelión militar en Málaga. Una buena tarde, tecleo en internet el nombre del único hermano vivo que sobrevivió a la guerra (eran cinco) y aparece su nombre en un mensaje que deja un peruano, que dice ser su sobrino, en un blog de Málaga. Contacto - vía Facebook-  con este señor de Perú que resulta ser un nieto de un hermano de mi bisabuela  que emigró a Perú sobre 1905 y que no sabíamos que existía.




 Resulta que este peruano busca desde 2010 la partida de nacimiento de su abuelo malagueño, hermano de mi bisabuela como digo, y me propongo echarle una mano. Como no encuentro la partida de nacimiento, el señor de Perú, mi pariente lejano, me da el nombre de un investigador de la Asociación de Investigadores de Archivos de Málaga con el que había contactado tiempo atrás, para ver si él me puede ayudar. Este investigador me envía una página de internet donde se pueden buscar registros de partidas de nacimiento, matrimonio, padrones de habitantes, etc...así como la dirección de la página de su asociación. Me paso las horas escrutando esos registros, pero sin resultado en cuanto a la búsqueda de la partida de nacimiento del hermano de mi bisabuela, aunque alucino con lo que estoy viendo: miles y miles de registros de todo el mundo disponibles en la red para cualquiera que se arme de paciencia y quiera investigar quienes fueron sus antepasados.


 
Diciembre de 2013: a estas alturas, yo ya estoy enganchada al tema y, ya, no solo busco cualquier rastro del hermano de mi bisabuela, abuelo del señor peruano, sino que me pongo a buscar a  mis ascendientes maternos y paternos con intención de hacer  mi  árbol genealógico. Consulto con el Investigador de la Asociación de Archivo de Málaga; le envío los nombres de mis abuelos y mis bisabuelos paternos por si él encontrara algún archivo o registro relacionado. Y se produce lo inesperado: me pone en contacto con alguien que a mi vez busca datos de su abuelo,  nacido en el mismo pueblo que los ascendientes de mi padre y con el mismo apellido y que resulta ser un biznieto de un hermano de mi bisabuelo paterno que emigró a Marruecos en 1912,  del que tampoco teníamos conocimiento. Un chico joven, de la edad de mi hijo. Que nació y vive en Francia y al que buscando el origen de su abuelo le nació la afición de rescatar del olvido a cientos de personas registradas en Macharaviaya ( Málaga) en el pasado. Repito: biznieto de un hermano de mi bisabuelo paterno. Encuentro por puro azar entre infinitas variables.  
 

Septiembre de 2014: desde hace tres o cuatro meses,  intercambio información -vía correo electrónico- con  este chico francés. Hemos conseguido avanzar mucho en nuestra rama común de ascendientes y ancestros.  El otro día, le comenté la historia de mi pariente lejano de Perú y de la incansable búsqueda de la partida de nacimiento o de cualquier otro documento que acredite que su abuelo era español.



 A los dos días, recibo un correo suyo,  donde me adjunta una hoja del padrón de habitantes de Málaga de 1895 donde aparecen los padres de mi bisabuela materna con algunos de sus hijos, entre ellos el abuelo de mi pariente el de Perú. No vienen las fechas de nacimiento, aunque me dice que hay otro padrón de habitantes donde sí vienen, pero que no guardó la imagen. Me pongo a buscar esa imagen, ese registro. Lo encuentro. En él figura el día, el mes y el año en que nació el abuelo de la familia de Perú. Y la calle donde vivía y la iglesia donde fue bautizado.  Se lo envío a mi contacto de la Asociación de investigadores de Archivos de Málaga. Espero algún resultado.

Hoy día 21 de octubre de 2014 me acaba de llegar copia de un correo que envía "el señor de Perú", nieto del hermano de mi bisabuela, a su familia, que dice lo siguiente:

¡ Apareció lo impensable. Y gracias a Ulla que permitió el rastrearlo!

 Se adjunta en su correo un archivo con la partida de nacimiento del abuelo de la familia de Perú.
 

Cosas de Internet.

No hay comentarios: