Feliz durmiente

Él la despertó con un beso. Ella, nunca se lo perdonó.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades por tu blog. Es muy interesante. Un saludo para Ulla